Celebra Halloween con nuestros Packs Desayuno, o con el pack Comida o Cena........ Terroríficamente buenos!!!

La sal, un condimento a utilizar con cabeza

Sal, pros, contras y tipos

La sal es uno de los alimentos más antiguos del mundo. Algunos científicos aseguran que tanto el hombre primitivo como los animales lamían las rocas de forma instintiva por su sabor y por sus beneficios nutritivos. También era utilizada por los antiguos faraones, que la utilizaban para preservar las momias.

Se habla mucho de los riesgos del consumo de este mineral, pero la sal es indispensable, aunque en su justa medida.

Es imprescindible para mantener al organismo bien hidratado, para que las células dispongan del agua necesaria, regula los fluidos del organismo y es importantísimo para que el sistema nervioso transmita bien los impulsos al cerebro.

El consumo recomendado es de 5 gramos, lo que equivale a una cucharada al día, pues su ingesta en mayores cantidades se traduce en enfermedades cardiovasculares.

¿Qué beneficios tiene la sal?

La sal ayuda a potenciar el sabor de los alimentos y aporta propiedades esenciales para el correcto funcionamiento del organismo.

  • Estimula el apetito: contribuye a una buena y correcta digestión. También favorece la eliminación rápida de líquidos, activando una necesidad de energía en el organismo que se satisface con alimentos.
  • Mantiene en equilibrio el nivel de líquidos: ya que contribuye a que el cuerpo se mantenga hidratado. Pero si la cantidad de sal es excesiva, tendremos sensación de sed y eso motivará el consumo de agua.
  • Favorece el sistema nervioso: un consumo adecuado es muy importante para la relajación muscular y también para el correcto funcionamiento de los impulsos del sistema nervioso.

¿Cómo nos perjudica la sal?

Un exceso de sal es perjudicial para la salud de los riñones, el corazón, el hígado y el sistema inmunitario, porque:

  • Aumenta la presión arterial: un exceso de sal en nuestro cuerpo afecta directamente a los riñones, que no pueden eliminar ese exceso y se concentra en la sangre, provocando un mayor volumen de sangre y, por tanto, más trabajo para el corazón.
  • Provoca sobrepeso: la sal provoca una estimulación del apetito y de consumo de líquidos, por ello en todas las dietas para bajar de peso, es recomendable una dieta baja en sales.

Tipos de sal

Sal yodada o fina de mesa:

  • Es la más común en todas las mesas. Es mayoritariamente cloruro de sodio, pero debido a su manipulación, aporta menos nutrientes y sabor.
  • Es la que utilizamos generalmente para condimentar guisos y aliñar ensaladas.

Sal marina:

  • Posee más minerales que la sal común y se obtiene por la evaporación del agua de mar sin pasar por ningún tipo de refinado, es más gruesa y es rica en sodio, calcio, magnesio y manganeso.
  • Es ideal para preparar pescados y carnes, así como productos en plancha o parrilla.

Sal rosa del Himalaya:

  • Procedente de las montañas de Pakistán. Es considerada como una de las sales más saludables puesto que no es tratada con productos químicos, contiene una medida exacta de fungicidas y está repleta de oligoelementos (cloruro de sodio, hierro, sulfato, calcio, potasio y magnesio)
  • Se puede utilizar para guisos, ensaladas, carnes,…..

Flor de Sal:

  • Es la sal extraída de la capa que se forma en la superficie de las salinas, donde se produce la evaporación, por ello su textura más húmeda. Tiene un color más violáceo.
  • Se utiliza para dar un toque más sofisticado al finalizar los platos.

Sal ahumada:

  • Es la sal cometida a un proceso de ahumado, que le da un sabor intenso y un color más oscuro.
  • Ideal para ahumar o marinar pescados.

Sal negra:

  • Es la sal que se mezcla con carbón vegetal activo, lo que da ese color negro y sabor intenso.
  • La utilizamos para decorar platos o para darle sabor a palitos como aperitivo.

Sal Maldon:

  • Se elabora siguiendo un proceso artesanal y laborioso, del que resultan los cristales en forma de escamas tan característicos de esta sal.
  • La utilizamos para sazonar carnes después del cocinado, pero también en aperitivos o como toque al finalizar algunos platos.

Sal aromatizada:

  • Cada vez más utilizadas, es aquella sal a la que se le añaden diferentes ingredientes para aromatizar (ajo, pimienta, vino, pimentón,…) es todo un mundo.
  • La utilizamos para dar más sabor a platos como pescados o carnes.

Ensalada con burrata y sal Maldon

                                                                       

                                                              Palitos de jamón y sal negra              

Usar la sal con medida hace que cada plato te aporte los nutrientes y sabores que buscas en cada receta. Potencia el sabor de los ingredientes en cada plato, utilizando la sal más adecuada para cada uno de ellos.

Cocinar pescado o carnes a la sal es una alternativa saludable para tus comidas, que te aportarán sabor sin grasas.

Encuentra lo que buscas en: https://tienda.barbarascateringbcn.com/

 

Dejar un comentario